Categorías
Libros

5 curiosidades sobre H. G. Wells

El celebrado autor Herbert George Wells, falleció el día 13 de agosto de 1946. Considerado como una de las más importantes figuras literarias de su generación, marcó un hito en el panorama de la literatura mundial.

Hoy en día, su influencia puede ser observada en la literatura contemporánea, especialmente en el género de la Ciencia Ficción. En esta ocasión, te presentamos cinco curiosidades sobre el autor de “La Guerra de los Mundos” y otros clásicos.

Wells provenía de una familia humilde

Se cuenta que, cuando Wells era un niño, le encantaba leer cualquier cosa a la que pudiera tener acceso. Cuando se hizo mayor, logró de conseguir un trabajo como profesor sustituto y aprovechó la oportunidad para asistir a las bibliotecas de las escuelas y estudiar por cuenta propia. Con base en el estudio y la dedicación, logró obtener una beca para asistir a las más prestigiosas universidades de Londres.

Wells estudió con el científico Thomas Henry Huxley

Wells estudió biología con el pionero científico Thomas Henry Huxley, conocido por su apoyo a la teoría de la evolución de Darwin, y por ayudarle a divulgar su trabajo. Mucho del conocimiento científico que más tarde aplicaría en sus obras, lo obtuvo durante esta época.

Su primer libro hablaba de un viaje en el tiempo

Publicó su primer libro La Máquina del Tiempo, en 1859, cuando tenía 29 años. La historia es sobre un inventor inglés que construye una máquina del tiempo, viaja al futuro y se encuentra con extrañas nuevas sociedades en el planeta Tierra. El libro fue un éxito inmediato y fue adaptado y renovado por varios escritores y artistas. Ya desde esta primera obra, mostraba claramente cuáles eran sus intereses temáticos, así como un excelente manejo de la lengua escrita.

Escribió en varios géneros distintos

Contrario a lo que muchos podrían pensar, la curiosidad y las preocupaciones de Wells no le permitieron mantenerse en un solo género literario; lo que, sin duda, enriqueció su imaginario; así, fue un escritor increíblemente prolífico. Por ejemplo, publicó libros de no ficción, novelas, colecciones de ensayos y obras de diversa índole, con una frecuencia increíble. En sus 50 años de carrera, publicó más de 50 novelas, 70 libros de no-ficción y cientos de artículos.

Uno de sus mayores éxitos es una colección de textos sobre la sociedad antes de la Primera Guerra Mundial

Uno de sus mayores éxitos es The Outline of History, publicada en 1920, una colección de artículos sobre el mundo antes de la Primera Guerra Mundial; este, es considerado sobre una de las obras más completas sobre el tema; sobre todo teniendo en cuentas las fuentes de primera mano en las que se basó Wells para escribirla. El libro vendió dos millones de copias y se utiliza a menudo en cursos universitarios en todo el mundo. La obra es también famosa porque una profesora canadiense demandó a Wells por plagio; aunque, aun hoy en día, no se sabe si el maestro de la ciencia ficción cometió el delito o, por el contrario, se trata de una acusación falsa en su contra.

Categorías
Libros

Curiosidades sobre los viajes en el tiempo

A lo largo de los años viajar en el tiempo se ha convertido en una obsesión de la humanidad. Películas como “Regreso al Futuro”, “el Planeta de los Simios” y la reciente “Interestelar”, dan diferentes perspectivas sobre esta posibilidad a partir de teorías que van desde la Teoría de la Relatividad, de Albert Einstein, a la posibilidad del ‘agujero de gusano’.

5 curiosidades en relación a los viajes en el tiempo

A continuación te mostramos algunas curiosidades relacionadas con los viajes en el tiempo:

1)

Películas de ciencia ficción sobre el tema “viajes en el tiempo”, como “Regreso al Futuro”, siempre se enfrentan con el paradigma de “la paradoja del abuelo”. De acuerdo con la física teórica sueca Sabine Hossenfelder, ninguna partícula interpreta el paso del tiempo de forma abrupta. “De hecho, las antipartículas pueden ser interpretadas como antipartículas tanto al avanzar en el tiempo, como hacia atrás”. Siguiendo el pensamiento de Paul Dirac, que descubrió esta sustancia, el choque con la partícula podría aniquilar la materia – o sea, el tú del futuro, al encontrarse con el tú pasado, si “chocaran”, las dos versiones de ti mismo desaparecerían del mapa.

2)

Siguiendo al pie de la letra la Teoría de la Relatividad de Einstein, nada puede viajar a una velocidad superior a la de la luz. Algunos científicos, sin embargo, defienden que es posible hacer esto, usando una carga robusta de energía (casi infinita). En 2013, los científicos que trabajaron en el Large Hadron Center (LHC) simularon lo que sería un agujero negro, introduciendo en un reactor una sustancia rara llamada B-subs, con una cantidad misteriosa de partículas subatómicas, consideradas como “primas de los electrones”.

Probablemente, con este enorme mecanismo, sería posible avanzar en los análisis referentes al “agujero negro”; pero para ello, es necesario utilizar una importante fuente de energía.

3)

Robert Nemiroff, físico de la Universidad de Michigan, hizo un experimento que simula naves espaciales con la velocidad de la luz. Sin entrever la metodología, señaló que, en un viaje en el tiempo, la persona que estuviera en busca de sí misma aniquilaría a la otra – pero no moriría. Sería como si estuviera sustituyéndola.

4)

Seth Lloyd, profesor de ingeniería mecánica cuántica del MIT (Massachusetts Institute of Technology), cree que “podemos viajar de diferentes maneras hacia el futuro”. Al ver tu GPS, por ejemplo: tu ubicación en el satélite gana 38 microsegundos en relación al tiempo del planeta, lo que puede interferir con la ubicación precisa de los dispositivos que dependen de dicho monitoreo. Esto es fruto de la “dilatación del tiempo”, una variable de la velocidad de la luz. “Los relojes de la Tierra son más lentos que los satélites en el espacio”, explica Lloyd. Esta divergencia tendría que ser multiplicada muchas veces para que existiera la posibilidad de un viaje en el tiempo que, aunque pequeño, es posible, de acuerdo con Lloyd.

5)

Partiendo de la teoría de que un agujero negro podría hacernos volver al pasado. Hay una corriente de la mecánica cuántica en la que se sostiene que, midiendo las propiedades iniciales y finales de una partícula, es posible cambiar su medio. “Estas llamadas curvas de tiempo, en teoría, podrían alterarse de tal manera que podríamos viajar al pasado” Aunque cambiar lo que ya pasó sería algo poco probable. Es decir, todo volvería a repetirse tal cual sucedió.

Categorías
Libros

La invención de Morel

Realismo fantástico es el nombre de culto para la fantasía y la ciencia ficción. En realidad, son la misma cosa.

Una característica del realismo fantástico es la mayoría de sus escritores han sido o son latinoamericanos: como Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, entre otros.

Es interesante ver la fantasía bajo una óptica tropical, huyendo de las convenciones europeas y estadounidenses.

La Invención de Morel
fue escrita por Adolfo Bioy Casares en 1940. Este autor argentino consideraba esta novela como el inicio de su carrera literaria, e incluso el gran Jorge Luis Borges, su amigo personal, mencionó que el libro en cuestión evidenciaba «una trama perfecta».

El libro fue inspiración para la serie Lost; así, La Invención de Morel cuenta la historia de un fugitivo que se esconde en una isla de la Polinesia, donde cree estar solo. Mientras está cada vez más afectado por la soledad, se da cuenta de misteriosos visitantes en la isla. Es de entre estos visitantes que descubre a Faustine, una mujer joven y hermosa de la que termina perdidamente enamorado; quien, extrañamente, ignora sus peticiones.

Borges tenía razón y la trama es realmente perfecta. No hay un detalle fuera de lugar y todo encaja como un gran rompecabezas, desde los dos soles de la isla, hasta la piscina que tiene peces muertos, pero que en ciertos fragmentos de la novela presenta agua limpia.

¿Cómo está escrito La invención de Morel?

La escritura del libro es muy interesante. Es un diario en primera persona, que narra las aventuras del protagonista por la isla. Morel habla acerca de la forma cómo sobrevive al frío y a las mareas, en cómo encuentra comida y refugio, describe las construcciones de la isla y, finalmente, quienes son las personas que pueden y no estar ahí.

A veces, vemos notas de pie de página, colocadas a propósito por el autor para ser el diario más verosímil, como si aquello fuera un relato real editado por otra persona que lo encontró más tarde. Siendo de ciencia ficción, los eventos extraordinarios son todos explicados en la trama y, por lo tanto, podrían muy bien ser reales.

Prófugo de la justicia, el protagonista anhela la compañía al mismo tiempo que teme que las personas descubran quién es y lo denuncien. Así mismo, pasa solo demasiado tiempo, sobreviviendo a la intemperie de la naturaleza, por lo que, como lectores, podemos pensar que se ha vuelto loco.

Así, nos perdemos entre los caprichos y delirios de un hombre aislado de la sociedad por sus propios medios.

Pero, en realidad, la falta de contacto con los diversos habitantes de la isla se debe a Morel, y de esto se percata el personaje cuando conoce a un científico que también habita isla, quien tiene como mayor ambición de superar a Dios, no sólo mediante la creación de nuevas personas, sino perpetuando la vida.

Así, La Invención de Morel nos muestra cómo una máquina (obra del mencionado científico) es capaz de captar absolutamente todo de una persona a partir de sus sentidos (a manera de una película), pero sin una conciencia; es decir, una simulación de la vida donde no hay esencia; donde hay una proyección, pero nada más.

De ahí que Morel quiera salir de la isla para encontrar a la verdadera Faustine, pero después de descubrir que todos los que participan de este gran ‘película’ están muertos, acaba por querer estudiar la máquina y de incluirse en dicho mundo, tal vez en paralelo, o incluso muerto.