Categorías
Películas

La Isla (2005) ¿Una buena película de Ciencia Ficción?

La Isla

Original: The Island

Año:2005

País:Estados Unidos

Dirección:Michael Bay

Guión:Caspian Tredwell-Owen, Alex Kurtzman, Roberto Orci

Producción:Michael Bay, Ian Bryce, Walter F. Parkes

Reparto:Scarlett Johansson Y Ewan McGregor, Djimon Hounsou, Sean Bean, Steve Buscemi, Michael Clarke Duncan, Ethan Phillips, Brian Stepanek, Noa Tishby, Siobhan Flynn

El estadounidense Michael Bay es un director especialista en películas de acción y presupuestos millonarios, como La Roca (1996), Armageddon (98) y Pearl Harbor (2001), que funcionan de forma satisfactoria, como producciones animadas llenas de grandes efectos especiales y entretenimiento sin compromiso, pero que pecan de equívocos y agujeros en el guión, invirtiendo en situaciones forzadas y relaciones desarrolladas especialmente para satisfacer el gran público. La Isla (The Island), sigue la misma línea, o sea, es una buena película de acción con elementos de ciencia ficción (el tema de la clonación humana), que tiene una historia central muy interesante y que garantiza un poco más de dos horas de diversión, pero tropieza en una gran cantidad de situaciones forzadas y creadas exclusivamente para facilitar el trabajo de los guionistas.

La Isla está ambientada en un futuro próximo (es el año 2019), donde una empresa científica de gran porte, liderada por el Dr. Merrick (Sean Bean), mantiene un complejo de alta seguridad de cientos de seres humanos en una especie de sociedad artificial, usando siempre el mismo estilo de ropa, sin grandes alternativas de alimentos, realizando los mismos trabajos, no pudiendo cultivar amistades muy cercanas (principalmente entre hombres y mujeres), y viviendo las mismas rutinas diarias.

En verdad, son clones, identificados sólo como «productos» por sus creadores. Esto no es ninguna revelación de información confidencial o «spoiler», ya que en muy poco tiempo el guión informa al espectador de la realidad de los hechos y hasta el trailer de la película pone en evidencia esta información, que por cierto, fue una decisión equivocada de los productores, ya que sería más interesante que el público descubriera esto sólo por ver la película y no saber de antemano, en el caso de aquellos que vieron antes el trailer promocional.

El objetivo de la existencia de los clones es solo servir de donantes de órganos para sus «dueños», algo así como «ganado en un matadero», prolongando la vida de las personas ricas que han invertido mucho dinero en la creación de copias de sí mismas. Han recibido un lavado de cerebro con una historia simulando una realidad para sus pasados, además de la información que revelan que son sobrevivientes privilegiados de una contaminación que sacudió el mundo exterior, y son condicionados para tener como mayor motivación de sus vidas la ida a la «isla», que sería el único paraíso aún existente en el mundo, siendo que los ganadores son sorteados en la lotería.

Sin embargo, un hombre con una capacidad diferenciada, Lincoln Six Echo (Ewan McGregor), desconfía del entorno utópico en el que vive «encerrado» y descubre cosas terribles «al otro lado». Él rescata a su amiga Jordan Two Delta (la bellísima Scarlett Johansson, que junto con Jessica Alba, están entre las más bellas actrices del cine actual), que había sido seleccionadas para la «isla», y juntos consiguen escapar del complejo, en un intento de descubrir la verdad sobre sus orígenes y denunciar los hechos para el resto del mundo, siendo perseguidos implacablemente por un equipo liderado por un asesino profesional, Albert Laurent (Djimon Hounsou).

La Isla es una película con mucha prisa, persecuciones, tiroteos, acción desenfrenada, en un típico «cine de palomitas» con buenos momentos de diversión sin compromiso, siempre que el espectador no tome en serio las exageraciones del guión, como la fuga verosímil de la joven pareja de héroes de la empresa de clonación (protegida por un esquema sofisticado de seguridad), o en las calles de Los Ángeles, donde se escapan ilesos de intensas persecuciones. O en la escena forzada donde sobreviven después de una caída, junto con la pesada estructura de un logotipo de una empresa, que estaba en lo alto de un edificio (tanto que hasta uno de los personajes, un trabajador de una obra civil que es testigo de la caída de los jóvenes, hace referencia a que continúan vivos gracias a un milagro).

Pues, aunque una revisión crítica sin profundidad, nos damos cuenta de varios agujeros en el guión y situaciones introducidas para facilitar la conducción de la historia, como el duelo entre el dirigente de la empresa Dr. Merrick y Lincoln Echo Six (para definir el destino del villano), y como el hecho de que, con tantas personas que trabajan como empleados en la empresa de clonación y sabiendo la terrible verdad sobre el propósito y destino de los clones humanos, es difícil imaginar que esta información no deje de ser confidencial y llegue a la opinión pública en el mundo exterior. La fuga de la pareja se ve facilitada por uno de estos empleados, McCord (Steve Buscemi), pero me pregunto como todos los demás pueden guardar este secreto sobre sus actividades y profesiones…

Como puntos positivos, tenemos las buenas actuaciones de la pareja Ewan McGregor y Scarlett Johansson, algunas bromas sutiles e interesantes (como aquellas que implican la nacionalidad escocesa de Ewan), las escenas de acción y persecuciones filmadas en un ritmo vertiginoso, con efectos especiales convincentes y esa secuencia donde un grupo de «productos defectuosos», o sea, clones humanos, desarrollan la capacidad de cuestionar y, eventualmente, de poder descubrir la verdad sobre sus vidas; por lo que son escoltados por un equipo de seguridad hasta una cámara de gas, donde son engañados y llevados a la muerte, de forma similar a lo que ocurrió en la Segunda Guerra Mundial con los judíos víctimas de los nazis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *